Self-care: la práctica de cuidar de ti mismo

Cuando vivimos preocupados por el trabajo, los pendientes, el tráfico y las miles de obligaciones del día a día, solemos olvidarnos de lo más importante: nosotros mismos.


Cuidar de ti mismos debería estar todos los días en nuestra lista de prioridades pero, la realidad es que, la rutina puede envolvernos a tal grado que nuestras necesidades espirituales y emocionales desaparecen entre un mar de cosas por hacer y preocupaciones.


Piénsalo por un minuto: ¿Hace cuánto tiempo no haces algo por ti? Por tu BienEstar, tu tranquilidad, tu felicidad…


¿Por qué es tan importante?

La relación entre salud física y la salud mental está más que demostrada (mente sana en cuerpo sano). Cuidar de ti mismo mejora tu bienestar físico y mental y te ayuda a reducir el estrés, mantener un estado de ánimo positivo y mejorar tu autoestima.


¿Por dónde puedes empezar?

Te recomendamos estas cinco cosas para comenzar a practicar el ‘self-care’


1. Duerme bien: No importa qué tan ocupado estés, dedica por lo menos siete horas a tu sueño. Es el momento en el que tu cuerpo recarga energía y tu cerebro se fortalece.


2. Actívate: No tienes que ser un gran deportista, ni vivir en el gimnasio. Simplemente busca 15 minutos diarios para caminar, o procura utilizar las escaleras en vez de tomar el elevador. Lo importante es estar en movimiento.


3. Come bien: Comer bien es mucho más que solo comer frutas y verduras (lo cual obviamente es importante), sino que también es no saltarte comidas y dedicar un tiempo para hacerlo. No comas frente a la computadora. Haz una pausa y disfruta tu comida.


4. Desconéctate: La tecnología, por más maravillosa que sea, nos ha obligado a estar siempre disponibles y siempre conectados. Limita el tiempo que pasas en redes sociales y apaga tu celular por lo menos media hora antes de ir a la cama. Esto te permitirá estar más presente y disfrutar el aquí y el ahora.


5. Busca un tiempo para ti: Sí, hasta las personas más importantes pueden buscar en su agenda al menos 10 minutos para hacer algo para sí mismos. Leer un libro, darte un baño relajante con aceite de lavanda (comprar aquí), o simplemente sentarte a contemplar la nada...


6. ¡Pide ayuda!: ¿Estás preocupado, triste o molesto? Dilo. Las personas somos seres sociales que estamos hechos para convivir con otros así que no debes cargar solo con tus problemas. Busca a un amigo, un ser querido o un profesional de la salud. Siempre hay alguien dispuesto a escuchar y verás que, cuando hablas sobre tu carga, ésta se aligera.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo