Sencillos trucos para mejorar tu concentración

Actualizado: 12 dic 2018

Terminas el día y te das cuenta de que avanzaste poco, o nada, con tus pendientes. Y entonces te preguntas a dónde se fue el tiempo y por qué por más que pases horas y horas frente a la computadora no llevas a nada.


La razón puede ser que no estás realmente concentrado en las tareas que realizas y esto ocasiona que no seas tan productivo como te gustaría. Así que aquí te damos algunos tips para sacar el mayor provecho posible a todo tu día.


Olvídate del ‘multitask’

Estudios recientes han derribado el mito de que las personas que hacen muchas cosas a la vez son las más productivas. La realidad es que nuestros cerebros solo pueden dar el 100% de su capacidad a una sola tarea a la vez y si lo forzamos para hacer lo contrario lo único que sucederá es que terminaremos más cansados, desgastados y nos resultará más difícil concluir una tarea y hacerlo bien.

Es por ello que los expertos recomiendan, primero, priorizar las tareas en orden de importancia y, segundo, abordarlas una a la vez.


Designa horarios específicos para revisar tus redes sociales

Parece imposible pasar un día desconectados de nuestras redes sociales, pero la realidad es que perdemos mucho tiempo y mucha concentración cada vez que recibimos una notificación y nos apresuramos a abrirla para luego explorar el resto de nuestras aplicaciones.

Así que, si vas a comenzar una nueva tarea haz a un lado tus dispositivos móviles o ponlos en silencio, de esta forma evitarás distracciones innecesarias y, más bien, conviérte en una recompensa el revisarlos. Es decir, proponte que si terminas una tarea podrás darte 10 o 15 minutos de navegación. O designa horarios o momentos de consulta específicos, como por ejemplo a la hora de la comida o al concluir una reunión.


Cierra todas tus pestañas

Normalmente prendemos la computadora e instantáneamente abrimos diferentes pestañas en el navegador y diferentes programas con los que trabajaremos a lo largo del día. Pero la realidad es que no necesitas todas esas herramientas al mismo tiempo ni para todas las tareas, así que tener todo abierto solamente provoca más distracciones y, además que tu computadora pierda velocidad.

Es por ello que, antes de comenzar una tarea específica piensa realmente qué herramientas requieres utilizar y abre solo esas.


No contestes todo de inmediato

En el mundo hiperconectado en el que vivimos estamos acostumbrados a responder todo y a todos de inmediato y pensamos que eso es lo correcto. La realidad es que la mayoría de las respuestas pueden esperar y si pasamos nuestro día reaccionando y contestando no podremos avanzar en las tareas que requieren nuestra atención. Así que es mejor establecer tiempos de respuesta y tiempos de ‘concentración absoluta’. Después de todo, cuando realmente hay algo urgente va a ser de tu atención de una u otra forma; el resto de las cosas pueden esperar.


Arma con anticipación tu ‘ambiente de concentración’

Antes de ponerte a trabajar en alguna tarea puntual, asegúrate de tener todo lo que necesitas para evitar cualquier pausa. Haz un check-list mental: ¿tengo todas las herramientas de trabajo que voy a utilizar para esta tarea?, ¿me siento cómodo en el espacio en el que estoy, ¿mi postura es adecuada?, ¿tengo suficiente luz?, ¿tengo líquidos a la mano?

Si eres de las personas que disfruta trabajar escuchando música, arma una lista de reproducción para hacerte compañía.


Haz una pausa

Hacer una pausa para estirarte o caminar un poco te ayudará a despejar tu mente para después volver con más energía.


Y bueno, algunos aceites esenciales perfectos para la concentración son: la Menta (comprar), la Toronja (comprar) y el OnTask (comprar).

Pon 4 o 5 gotas de cada uno en el difusor o directamente en la palma de tus manos para olerlos.



#vacaciones

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo